siento el vacío
la oscuridad me esconde

no sé a dónde ir
ni tampoco qué hacer
ni qué decir

vivo entre muros de hormigón
sueño con fantasmas
muerte y dolor

me encuentro sola
a oscuras
perdida
y totalmente vacía

buscando ese punto de luz
que un día desapareció
para dejar paso
al vacío y a la eterna oscuridad 

.
.
.

 I live between concrete walls.
perdóname

por desaparecer
de la noche a la mañana

por esconderme
en lo más hondo de mis entrañas

por no ser capaz de escucharte
ni de verte
ni de oírte

perdóname

por sentirme alejada
de este mundo

por marcharme
sin decir nada

por estar a infinitos kilómetros
de tus latidos
de tus abrazos

perdóname

por rechazar tu calor
en ese frío invierno

por haber apagado
nuestra luz eterna

por no ser capaz de perdonarte
ni de sentirte
ni de hablarte

perdónate

por lanzarme
a un mar enfurecido

por romperme
en mil pedazos

por dejar que yo
dejara
de amarte

perdónate

.
.
.

"Tanta conciencia de soledad resulta suicida."

Now we're apart.
Though not through choice.
Do we stay mute?
Or raise our voice?


cierro los ojos
y me siento perdida

mis dedos sangran
mi boca llora 
mis ojos escupen

esas mentiras
que un día me dijiste

y yo te lloro
o me lloro a mí misma

quién sabe

lo que pasa fuera
de esas cuatro paredes
pintadas de un color intenso
que en su día fue nuestro

y que sin querer
-o quizás queriendo-
desapareció

como nuestro amor

ese que llegué a odiar
tanto como a querer

y me maldigo
cada vez que te escribo
que te canto
o te pienso

y cuando te escucho
en esa grabación de invierno
me cuesta imaginar
que un día fui tuya

y tú
querido 
mío

.
.
.

perder(me)

me pregunto
si las palabras del pasado
me esconden
de la realidad

del presente
o del futuro

de tus transtornos
de mis huídas
de nuestros sueños

completamente oscuros

y me digo a mí misma
que sí
que me escondo
en estas letras

vacías
a la vez que saturadas

de sentimientos desbocados
de tristeza naufragada
de momentos invadidos

por palabras del pasado

.
.
.

https://www.facebook.com/claraorhphotography
Creo
que no sé,
que a veces me siento estúpida

en ese juego de idas y regresos

de quiero y no puedo
de curvas en tramos llanos.

Creo
que sí,
que fuiste tú
quien intercambió noches oscuras
por viajes espaciales
y niebla con estrellas
(y espacios de puras realidades).

Creo
que no sé,
que me amarro a lo que encuentro
en un mundo que se encoge
ante mis ojos inundados
por sueños descompuestos.

Creo
que sí,
que fue él
quien empezó a acariciarme
y a dejar que mi alma
retumbara por carreteras llenas de calma
(totalmente blancas).

.
.
.